viernes, 19 de octubre de 2012

Lista de Dioses


Mitología, dioses y divinidades egipcias  


Amón Dios que suele estar representado con forma humana. Aunque atestiguado en la región tebana en el Imperio Medio, es a lo largo del Imperio Nuevo cuando adquiere la supremacía como Amón-Re. Se convirtió en el dios dinástico por excelencia, que prestaba su apoyo a la nueva familia real de la XVIII dinastía. Desde el Imperio Medio se le asimilaba a veces a Min y se le representaba con el falo en erección, tocado con una corona rematada en grandes plumas. El hecho de que en ocasiones aparezca con una piel de color azul claro sugiere que habría podido ser el dios del cielo. Se le podía representar asimismo en su forma criocéfala, o como un carnero completo. Su barca sagrada se adornaba además con una cabeza de carnero, e incluso con esfinges criocéfalas. Amón podía transformarse igualmente en una oca, cuyo huevo remitía a los orígenes de la existencia. Con su esposa Mut y su hijo Khonsu formaba una tríada, venerada sobre todo en los templos de Karnak y Luxor. En la época ramésida, gran parte de las tierras eran propiedad de los templos de Amón. La influencia de su clero aumentó hasta el punto de que algunos grandes sacerdotes de la XXI dinastía se autoproclamaron reyes de Egipto. Su poder entró en declive tras la invasión de los sirios y la destrucción de Tebas en el 664 a. C.

Amset Uno de los cuatro hijos de Horus que protegen las vísceras del difunto (el hígado en este caso) en los vasos canopes. A partir del Imperio Nuevo se le representa con cabeza humana.

 Anat Diosa semita cuyo nombre aparece en Egipto a finales del Imperio Medio. En la estatuaria de Tanis que data de la época ramésida se la representa junto al rey, sobre todo con Ramsés II. Parece que su función principal era proteger al faraón en la batalla. En épocas tardías sus apariciones son esporádicas, y después, en Philae, acaba siendo asimilada a Isis.

Anubis Dios con cabeza de chacal que desempeñaba diversas funciones en el Reino de los Muertos. Era Jefe de la Casa de Embalsamamiento, Señor de la Necrópolis y "El que está en su Montaña". Tenía un templo en el Egipto Medio, y una capilla a él consagrada en el templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari. En la Antigüedad gozó de gran popularidad. Se le suele representar en pinturas murales y en relieves de personajes reales o privados. Suele aparecer como un chacal tendido. A partir del Imperio Nuevo se le representó también con cabeza de chacal y cuerpo de hombre, con el papel de guía y ayudante del difunto. A veces figura "embalsamando" la momia.

Anukis Diosa de Sehel y de Elefantina. Se la representa con una gran corona de juncos entrelazados. Con sus padres Khnum y Satis formaba una tríada que se veneraba en la primera catarata.

Apis Buey sagrado de Menfis, venerado desde la I Dinastía hasta el final de la civilización faraónica. Era una manifestación del dios Ptah, y después se fusionó con Osiris para formar Serapis, divinidad funeraria. Las exequias del buey eran el acontecimiento más importante de su existencia: desde finales de la XVIII dinastía se le dio sepultura en ceremonias que se celebraban en todo el país, primero en tumbas privadas y después, a partir de la época ramésida, en el Serapeum de Menfis. Al animal sagrado se le hacía incluso el rito de la Apertura de la Boca, normalmente reservado a los humanos. Muchas estelas, erigidas por el pueblo, representan al buey en vida: el gigantesco sarcófago da una idea de su gran tamaño.

Apofis Serpiente enemiga del dios-sol, su imagen aparece con frecuencia en el Libro del Mundo Subterráneo del Imperio Nuevo.

Atón Disco solar, elevado a la condición de dios supremo de Egipto en el reinado de Amenofis IV. Representado como un disco con los rayos terminados en manos humanas, se le adoraba en los patios de los templos abiertos de Karnak, el-Amarna y otros lugares. Estos edificios han desaparecido, pero en los cimientos y estructuras de construcciones ulteriores se han descubierto decenas de miles de sillares decorados pertenecientes a ellos. El gran sacerdote era el rey, que establecía mediante su propia persona un vínculo entre las esferas divina y terrenal. El nombre de Atón es en sí mismo una explicación de su naturaleza: "Re-Horakhty, el que se regocija en el horizonte en su nombre Shu que está en Atón" -el dios es por esencia Re-, que se manifiesta como Atón, el disco solar. Durante los reinados de lso predecesores de Amenofis IV, Atón había ido cobrando cada vez más importancia. Poco a poco llegó a desempeñar el papel de dios creador.

Atum Dios hacedor primordial y Señor del Universo según la doctrina teológica de Heliópolis, lleva todos los elementos creadores en su propio cuerpo humano y habita la colina primordial en el océano primordial. En los Textos de las Pirámides, Atum encarna la colina misma. Tras crearse a sí mismo, creó en forma de pareja a los dos primeros dioses del mundo. Desempeñaba un papel en las creencias funerarias reales, y se le solía identificar con Re como Re-Atum, asociado a su culto.

Bastet Diosa local de Bubastis, en el Delta. Era la señora de la necrópolis menfita y tendía a adquirir las características de las diosas-leonas de esta región, aunque su animal sagrado era el gato. Muchos bronces de la época tardía la representan con cabeza de gato, con un sistro en una mano y una cesta en la otra. En su honor se celebraban numerosas festividades. Su naturaleza tiene puntos en común con la de Hator. En la época tardía fue absorbida por Isis.

Behdety "El que viene de Behdet": nombre que se daba a la divinidad-halcón local y al disco alado que protegía al rey. Desde el Imperio Medio, Behdety estuvo asociado a Horus, pues ambos adoptaban la apariencia de un halcón. Se fusionaron para formar el Horus-Behdety de Edfú.

Bes Dios popular con apariencia de enano vestido con una piel de león y tocado con grandes plumas. No obstante, en las creencias populares de los egipcios había varios dioses que respondían a estas características. Como muchas veces faltan las inscripciones que acompañaban a las estatuas, es posible que hayamos atribuido erróneamente a Bes algunos atributos o monumentos que corresponden a otras divinidades. El ámbito propio de Bes estaba relacionado con el universo íntimo de las mujeres, desde la concepción hasta el nacimiento. Las protegía del mal, ya fueran los malos espíritus, los escorpiones o las enfermedades venéreas. En la esfera de lo privado, su efigie adornaba no sólo los amuletos, los cuernos para beber, el ajuar doméstico o los muebles, sino también el cuerpo femenino en forma de tatuaje. Por otra parte, decoraba los monumentos sagrados relacionados con el nacimiento. Bes sabía tocar todos los instrumentos musicales, que muchas veces le acompañaban en situaciones de carácter erótico.

Duamutef Uno de los cuatro hijos de Horus, protector del estómago del difunto. A partir del Imperio Nuevo se le representó con cabeza de chacal.
Geb Dios de la tierra, tenía apariencia humana y solía estar acompañado de Nut (el cielo), que se desplegaba sobre él en forma de mujer. Según una leyenda, Geb y Nut formaban parte de los nueve primeros dioses creados. Como padre de Osiris, Geb tenía entre otras misiones la de ayudar a los difuntos en el más allá, como había hecho con Osiris y con Horus.

Hapy Uno de los cuatro hijos de Horus, encargado de la protección de las entrañas del difunto, en particular de los pulmones. A partir del Imperio Nuevo tendrá la cabeza del babuino.

Haroeris"Horus el Antiguo", divinidad independiente de Horus que se representaba como un halcón, o un hombre con cabeza de halcón tocada con una corona, o incluso de león. Es esencialmente una divinidad celeste, cuyos ojos son el sol y la luna. Se le consagró la mitad del templo de Kom Ombo, pero poseía lugares de culto por todo el país.

Harsiesis Horus, hijo de Isis", nombre del dios que señala el parentesco con su madre Isis y su padre Osiris.

Hathor Diosa que se manifiesta en forma de vaca, o como una mujer con orejas de vaca y un disco solar entre los cuernos. Su nombre significa "morada [cósmica] de Horus". Se la veneró bajo múltiples aspectos a lo largo de toda la historia de Egipto y en todo el país, hasta en los lugares más apartados. Originalmente era la vaca celeste y la madre universal, pero la posteridad la conoció más como la diosa del amor, de la música y de la alegría. Los monumentos más importantes entre los erigidos en su honor son los templos de Dendera y Philae, una capilla en Deir el-Bahari y el templo de la reina Nefertari en Abu Simbel. En Tebas era la diosa del Desierto Occidental, la puerta del Más Allá. En Menfis se manifestaba en un sicomoro sagrado. Hacia el final del periodo faraónico, los griegos la asimilaron a Afrodita.

Horus Dios-halcón y divinidad real por excelencia; uno de los dioses egipcios de más temprana aparición. En la mitología se le asignaban numerosos papeles. Ya en los primeros tiempos históricos su influencia iba mucho más allá de los pobres de un mero dios local: se le veneraba simultáneamente en el Alto y en el Bajo Egipto. En su origen era un dios celeste, lo que explica sus muy estrechas relaciones con el universo. En el ciclo de Osiris, representaba al hijo que cuando murió Osiris luchó por el trono contra su tío Seth. Como hijo recién nacido de Isis, Horus era también el arquetipo de niño que reaparecería en la iconografía ulterior de la madre con el hijo pequeño. Pero tenía más poder en su condición de dios de los reyes. Protegía al soberano, y éste se sentaba en el trono de Horus. En todas sus acepciones, la concepción del reino como perteneciente a Horus es fundamental para comprender el papel que desempeñaba el rey. El más notable de los templos a él dedicados es el de Edfú. Poseía también un santuario en el templo de Hathor en Dendera.

Ihi  Hijo de Hathor y de Horus de Edfú; músico, se le suele representar agitando un sistro. Tiene un papel en las creencias funerarias, donde persigue a los demonios.

Isis Como esposa de Osiris y madre de Horus, Isis se convirtió en una de las divinidades más importantes de Egipto, y sin duda la que gozó de más longevidad, pues su culto se perpetuó en la época romana y en regiones tan alejadas como Bretaña. Desde el punto de vista iconográfico, Isis y su hijo encarnan la imagen denominada "madre con su hijo". El más ilustre de los monumentos suyos que aún se conservan se halla en Philae. Se la representa generalmente con forma de mujer, de pie o sentada en un trono, en las manos un cetro y el signo ankh. A manera de corona lleva a veces el jeroglífico de "trono", que compone su nombre. A partir del Imperio Nuevo llevará también cuernos de vaca y el disco solar de Hathor, con el uraeus rematando un tocado con plumas de buitre. Su atributo característico, tomado también de Hathor, es el sistro. Cuando se quiere hacer especial hincapié en su función, que es reconfortar al difunto, o incluso resucitarle, aparece con forma de ave. Se la representa en compañía de su hermana, Neftys, al pie del cuerpo. Su relación con los misterios del renacimiento y de los orígenes de la vida tendió a convertirla en señora de la magia, y en ese sentido era solicitada por sus poderes protectores.

Khepri Escarabajo sagrado relacionado con el sol en el comienzo de su ciclo. Se le suele asimilar a Atum.

Khnum Dios con cabeza de carnero, señor de la primera catarata, encargado de suministrar al país el agua, la fuente de la vida. Por esa razón tenía templos en muchos lugares, desde Biga y Elefantina hasta Menfis. En el mayor de los que se conservan, en Esna, se halla un importante conjunto de textos referidos a su culto. En la región de Asuán formaba una tríada divina con las diosas locales Anukis y Satis. Como dios de la creación, dio forma al hombre en su torno de alfarero antes de colocarle en el útero materno, de donde ayudaba después a expulsarle.

Khonsu Dios lunar representado como un joven con cabeza humana o de halcón coronada por el disco lunar. Se le asoció a Amón y a Mut como hijo suyo. En Karnak se le consagró un importante templo.

Maat Mujer que lleva una pluma en la cabeza, Maat encarna conceptos que eran de decisiva importancia para los egipcios. El rey ofrecía en ofrenda última a una divinidad una figurita de Maat, a fin de preservar el equilibrio del universo. En uno de los platillos de la balanza del más allá se colocaba la pluma de Maat, y en el otro el corazón del difunto para determinar si había cometido pecados en vida. Posteriormente llegó a representar el "orden cósmico". Aún se conserva en Karnak un templo dedicado a su culto.

Mandulis Dios solar nubio, de forma humana, asimilado después por Egipto. Se le representa en varios templos que datan de la época grecorromana. Poseía su templo propio en Kalabsha (trasladado hoy justo al sur de la presa de Asuán).

Merseger "La que ama el silencio", fue una diosa popular en Deir el-Medina; encarnaba la cima de la montaña que domina la región. Se la representa en forma de mujer o de serpiente.

Min Dios que se representa con forma humana, el falo en erección, un brazo en algo y grandes plumas sobre la cabeza. A todo ello se añade su color negro, símbolo de fertilidad. En Tebas se celebraba en su honor una fiesta de la cosecha. Primero divinidad local de Coptos y Akhmim, su culto se extendió después a las demás regiones gracias a su sincretismo con Amón.

Mnevis Toro negro sagrado, "heraldo de Re". Su culto se remonta al Imperio Antiguo. Se pensó incluso en reservarle una sepultura en el-Amarna, probablemente por sus relaciones con el culto solar. Ramsés II promovió ese culto e hizo enterrar en Heliópolis los toros sagrados, que siguieron siendo venerados hasta época grecorromana.

Montu Dios con cabeza de halcón, de origen tebano. Poseía grandes templos en Medamud, Tod y Arment, y también en Tebas, donde rivalizaba con Amón. Su animal sagrado era un toro blanco. Aparece mencionado en los Textos de las Pirámides. En la época ptolemaica se pronunciaba un juramento en su nombre en los templos.

Maat En su origen, diosa-buitre venerada en Karnak durante el auge de Tebas. Se la representa generalmente en forma de mujer con una doble corona. En el Imperio Medio ocupó un lugar prominente, pero su origen es prácticamente desconocido. Se tendía a asimilarla a otras diosas, y en la época de Tutmés I aparece leontocéfala como Bastet. Amenofis III colocó cerca de seiscientas estatuas de esta divinidad, con la apariencia de Sekhmet, en su templo de Karnak. Formó tríada con Amón y Khonsu en Karnak y ocupó así, gracias a la divinidad más poderosa del país, una posición dominante en el panteón egipcio.

Nefertum Dios que desde el Imperio Antiguo se manifiesta en forma de flor de loto en Menfis y a quien a partir del Imperio Nuevo se hace hijo de Ptah y Sekhmet. Se le suele representar como una figura masculina con un cetro en forma de loto o con un tocado compuesto por esa flor.

Neftys Diosa que formaba parte de la familia osiríaca como hermana de Isis y esposa de Seth. En un contexto funerario, su función principal era llorar al difunto Osiris junto a Isis, sin que se la represente salvo en raras ocasiones.
Neith Una de las diosas más antiguas, popular sobre todo a comienzos del Imperio Antiguo y también en la XXVI Dinastía cuando su ciudad de origen, Sais, se convirtió en la capital del país. El hecho de que se la represente como una mujer armada con arco y flechas sugiere su función original de diosa de la guerra y de la caza. En un contexto funerario es, junto con Isis, Neftys y Selkis, la protectora del difunto una vez colocado en el ataúd y de los vasos canopes.

Nekhbet Diosa-buitre relacionada en particular con el-Kab, donde tenía un templo. Su función principal era la protección del rey y de su corona.

Nun El océano primordial, a veces representado con forma humana y cabeza de rana.

Nut Diosa del cielo, cuyas estrellas recorrían su cuerpo, se tragaba cada noche al dios-sol para hacerle renacer a la mañana siguiente. Podía manifestarse también en un sicomoro, o como vaca celeste. Aunque se la suele representar en un contexto funerario, en los techos o en el interior de las tapas de los sarcófagos, parece que su culto persona fue mínimo.

Onuris "El que ha traído a la lejana", este dios estuvo vinculado desde su origen a la caza, y se le representaba como un hombre tocado con cuatro plumas. En la mitología desempeñaba diversas funciones relacionadas con su nombre. Su ciudad de origen era This.

Osiris Aunque es probable que originalmente fuera un dios de la fertilidad de los suelos, se le conoce mejor como rey del más allá. El rey fallecido se identificaba con Osiris, privilegio que se extendió al común de los mortales a partir del Imperio Medio. Presidía en el juicio del difunto la operación de pesar su corazón, y gobernaba sobre los muertos. Según los detalles que se cuentan en la leyenda de Plutarco, su existencia primera habría sido la de un rey que reinaba en el mundo de los vivos, a lo que siguió la lucha por su trono entre Horus, su hijo, y su hermano Seth. Se le representa habitualmente con una vestidura blanca y ajustada, tocado con la corona del Alto Egipto y con la piel oscura, a veces verde o negra. Su culto se desarrolló principalmente en Abidos, con la que rivalizó Philae en la época ptolemaica.

Ptah Divino maestro artesano, se le veneró particularmente en su templo de Menfis. Aunque era una divinidad local, llegó a ser uno de los dioses más importantes de Egipto cuando su ciudad de origen se convirtió en la capital del país. Se le atribuía la creación del mundo mediante las palabras que salieron de sus labios, pero se piensa hoy que la literatura teológica que describe ese hecho se apoyaba en un texto referido a Atum. Su condición de creador de la artesanía y de los oficios artísticos facilitó la fusión. Tenía también fieles en Karnak y Deir el-Medina, que eran centros de producción artística. Se le representa con forma humana, con una vestidura ajustada, gorro y barba recta. En su honor se compusieron gran número de himnos y plegarias. A partir del Imperio Antiguo se le asoció a Sokaris, dios funerario menfita, y después, a partir del Imperio Nuevo, también a Osiris como Ptah-Sokar-Osiris.

Qebehsenuf Uno de los cuatro hijos de Horus, guardián de los intestinos del difunto. A partir del Imperio Nuevo se le representa con cabeza de halcón.

Ra Dios-sol, venerado desde el principio de la historia egipcia, sobre todo en Heliópolis, donde se le asimilaba a Atum. A partir del reinado de Kefrén, al faraón se le reconoció como "hijo de Re". Se le asoció a otros dioses, en particular a Amón para formar Amón-Re. Desempeñaba un papel importante en las creencias funerarias, pues permitía al difunto subir a la barca funeraria que atravesaba el cielo a lo largo de las doce horas de la noche. Re recorría, entre que se levantaba y se ponía, las tres edades de la vida humana. Según otra tradición, dirigía la Eneada, vigilando sus buenas y malas acciones.

Renenutet Diosa de la cosecha, se la representa generalmente en forma de serpiente o de mujer con cabeza de serpiente. La existencia de su culto está atestiguada a partir de la IV Dinastía. En el Imperio Medio poseía un santuario en el Fayum. Gozó de popularidad en Tebas, Abidos y Giza durante la XVIII dinastía, y después, en el periodo grecorromano, se la asimiló a Isis o se la conoció por su nombre griego, Termuthis.

Sarapis Dios cuyo nombre es una combinación de Osiris y Apis; forma menfita de Osiris en la época helenística.

Satis Diosa conocida desde los primeros tiempos en la región de Saqqara. En el Imperio Antiguo aparece en Elefantina, donde se le asociaba a la crecida del Nilo. Tutmés III construyó un templo en su honor en la isla de Elefantina. Se la representa como una mujer que lleva la corona roja o una piel de buitre.

Sekhmet Diosa leontocéfala que a partir del Imperio Nuevo lleva también un disco solar, un uraeus y un cetro de papiro. Era originalmente una divinidad salvaje y peligrosa, venerada sobre todo en Menfis. Posteriormente se la asoció a Ptah como esposa de éste y figuró en la mayoría de los grandes templos. En Tebas se la identificaba con Mut y se la representó en las seiscientas estatuas que colocó Amenofis III en su templo al sur de Karnak.

Selkis Diosa originaria del Delta. Con la ayuda de Isis, Neftys y Neith, protegía al rey y, después, a los simples mortales una vez colocados en el ataúd. A partir de la XIX dinastía su nombre se escribía con un escorpión, animal con el que sin embargo no estaba vinculada en sus orígenes.

Seth Dios con cuerpo de hombre y cabeza de un animal aún no identificado. En la leyenda osiríaca, es el adversario del rey, su hermano. Era además el dios hostil del desierto rojo, y más en general el "dios de la confusión". Desempeñaba un papel más positivo cuando mataba a Apofis, el enemigo del sol. Su principal lugar de culto estaba en Ombos, pero también se le veneraba en Avaris y Pi-Ramsés.

Shu Uno de los primeros hijos del dios creador según la escuela teológica de Heliópolis. Dios del aire, separó el cielo (Nut) de la tierra (Geb). Era también una de las manifestaciones de la divinidad solar.

Sobek Dios-cocodrilo venerado en todo Egipto, desde el Imperio Antiguo hasta la época ptolemaica. Su culto se desarrolló sobre todo en el Fayum con el auge de la región en el Imperio Medio. En Kom Ombo se le consagró la mitad de un templo que aún se conserva.

Sokar Dios de la necrópolis menfita, representado como un halcón o un hombre con cabeza de halcón. Artesano, era el dios de los que tenían ese oficio, en particular de los que trabajaban el metal. A partir de la V Dinastía se le asimiló a Ptah y a Osiris.

Tefnut En la teología de Heliópolis, una de las dos primeras divinidades creadas. Diosa del "principio húmedo".

Thot Dios de la escritura y de la magia, con cabeza de ibis; también dios lunar. Se le veneraba principalmente en Hermópolis, pero aparece representado en muchos otros templos. Patrón de los escribas, su animal sagrado era el babuino.

Tueris Diosa popular a la que se representaba como un hipopótamo de pie con los brazos colgando. Adorna los objetos de tocador, las camas, los cabeceros y los bastones mágicos, y figura también en amuletos. Tenía la facultad de alejar el mal en la vida cotidiana, y en particular en el parto. Suele aparecer acompañada de Bes. Tuvo su culto propio en Tebas durante el Imperio Nuevo y en la época tardía.