sábado, 28 de enero de 2012

La llanura de Giza y las Pirámides


LA LLANURA DE GIZA

Situada a 12 kilómetros aproximadamente de El Cairo, la llanura de Giza está en las ramificaciones del desierto occidental egipcio. Su forma llana y regular era ideal para la construcción de edificios, mientras que su posición al oeste del Nilo, o sea donde se pone el sol, poseía el requisito necesario para las necrópolis; la cercanía del río facilitaba, por último, el transporte de materiales. Al noroeste de la llanura se halló un banco de numulites fósiles que se remontan al Cretáceo superior, se trata de protozoos foraminíferos difusos en los mares cálidos tras el período Jurásico, hace 100 millones de años aproximadamente. La pendiente se extiende hacia el sureste con capas alternadas de piedra dura y suave; en esta zona los antiguo egipcios quitaban la piedra calcárea menos resistente para llegar a la capa dura y seccionarla en bloques que se utilizaban para la construcción de las pirámides, de las tumbas y de los templos.
Hacia el sur se levanta un relieve irregular (Maadi) que se caracteriza por numerosas grietas wadi (ríos secos) y gargantas de las que se extraían las piedras y la arcilla, accesorios para la construcción : son materiales de calidad excelente, de fácil extracción y una vez más, cerca del lugar de uso.
La piedra calcárea blanca para la cobertura externa provenía de Turah, en la orilla oeste del Nilo, mientras que el granito llegaba por el río desde Assuan (así lo confirman los bajorelieves de la pirámide de Unas -V Dinastía- en la cercana Saqqara). A unos 5 kilómetros de la pirámide de Keops el italiano Barsanti halló en 1904, la tumba seguramente más antigua del área; poco más arriba se levanta la mastaba de la II Dinastía. Considerada sacra desde antes de la construcción de las grandes pirámides, el nombre de esta zona deriva de la pirámide de Keops y fue llamada Kheret- NeterAkhet (Necrópolis del horizonte de Keops). Otro nombre era Rostaw, referido a la leyenda que coloca a Osiris, divinidad de los muertos y <<señor de Rostaw>>, es decir soberano de las cavernas y de los pasajes que se supone k existen debajo de la llanura de Giza; efectivamente, a la luz de las excavaciones realizadas por Zahi Hawass, la existencia de dichos pasajes resulta hoy plausible.
La llanura está dominada por las tres grandes Pirámides y la Esfinge.











Las Pirámides

                                                                   La Esfinge                       



La Pirámide de Kéops

Construida durante el reino de Keops entre el 2551 y 2528 antes de Cristo, la pirámide ciertamente fue casi concebida como monumento funerario para su sepultura; de la época de este faraón se conoce muy poco y muchas hipótesis, antiguas y recientes, sobre este monumento deben ser consideradas con cautela. Heródoto narra que fue realizada en 20 años con una fuerza de trabajo formada por 100.000 hombres en turnos trimestrales y la realidad, tal vez no esté lejos de estas cifras. La construcción piramidal tiene un significado religioso-simbólico que conduce a la representación petrificada de los rayos solares o a la colina primordial que originó el mundo.
Considerado por los antiguos entre <<as siete maravillas del mundo>>, el edificio aún hoy, despierta gran admiración y estupor, bien sea por sus dimensiones, bien sea por la sorprendente precisión de sus medidas considerando los instrumentos disponibles hace 4500 años.
La altura de 146,59 no fue superada hasta la construcción de la Torre Eiffel, en 1889.
También es sorprendente la precisión de la orientación geográfica de la cara de la entrada: la diferencia del norte efectivo es de apenas 0º 3`6”. El aspecto actual con escalones se debe a que, bajo la dominación árabe se le quito el revestimiento externo de piedra calcárea blanca de Turah, que le daba una luminosidad extrema cuando la iluminaban los rayos del sol.
Hoy, la cumbre aparece truncada , con una plataforma, pero antiguamente debía terminar en punta de cota, con un piramidón tal vez dorado.
La entrada está situada en la pared norte, a unos 15 metros de altura: el ingreso actual es más bajo y está formado por un pasaje excavado por los antiguos profanadores. Un pasillo descendente conduce a una cámara subterránea y uno ascendente a la gran galería y a la cámara de la reina.
La <<cámara de la reina>>, no es una sepultura real femenina, pero fue llamada así por los visitantes árabes por la especial construcción del techo a dos aguas.




   Pirámide de Keops 
        





                                                          Sarcófago de granito rojo


La <<cámara del rey>> objeto de discusiones y de insondables misterios, presenta paredes revestidas por bloques de granito monolíticos y el mismo material fue utilizado para los nueve envigados de cobertura; todas las planchas fueron trabajadas y encajan perfectamente entre ellas, al milímetro. El sarcófago monolítico, de mismo tipo, de granito rojo, no tiene inscripciones ni tapa. Fuera del edificio, por el lado este, hay tres pirámides satélites atribuidas a las sepulturas de las reinas Hetepheres, Meritetes y Henutsen; por el lado sur de la pirámide, el Museo del barco solar contiene una embarcación de más de 40 metros de larga, perfectamente conservada y reconstruida, que tal vez navegó por el Nilo.




Museo de la barca solar














                                                                                                             Pirámides de las reinas



Pirámide de Kefrén

Si bien tiene dimensiones inferiores respecto a la pirámide de Keops, la pirámide de Kefrén es más imponente, puesto que fue construida en posición levemente más elevada que la otra y también porque la sección más alta aún conserva parte del revestimiento externo.
La entrada descubierta por Giovanni Belzoni en 1818, está situada en el lado norte; al fondo de un pasillo descendiente hay una sola cámara funeraria excavada en la roca y con el techo formado por planchas de piedra calcárea. Aquí está el sarcófago de granito negro sin inscripciones.

Pirámide de Kefrén


                                                               Entrada de la pirámide


Pirámide de Micerinos

Es la más pequeña de las tres, pero debía ser muy bella porque estaba revestida por adornos de granito rosa. La entrada está colocada en la base del lado norte y conduce, a los largo de un pasillo a una cámara funeraria inacabada, excavada en la roca a unos 6 metros de profundidad.
Un segundo cunícolo conduce a la cámara de la sepultura verdadera: aquí se encontró un sarcófago de basalto, sin inscripciones pero decorado con motivos arquitectónicos, que se perdió en un naufragio del siglo XIX, durante su traslado a Europa.


                                                                Pirámide de Micerinos

La Esfinge

Está colocada a 500 metros aproximadamente al este de la pirámide de Kefrén, junto al camino monumental que unía el <<bajo>> templo funerario del faraón. La esfinge fue esculpida en piedra calcárea del área, en una protuberancia del terreno debida probablemente a las excavaciones efectuadas en las canteras. La cabeza humana tiene el gorro nemes con el ureo y la barba postiza de los faraones, el cuerpo es de un león sentado, símbolo del poder real. El rostro del faraón correspondería al de Kefrén. Entre las patas anteriores se halla la estela de Tutmosis IV, que conmemora un sueño revelador del faraón; este habría alcanzado el poder si desenterraba la esfinge, que estaba cubierta por la arena.
Durante el transcurso de los siglos, la esfinge fue sepultada varias veces por la arena: Herodoto, escrupuloso observador, no la menciona , tal vez porque no pudo verla.
Las ruinas del templo sobre el cual se levanta la esfinge (Templo de la Esfinge) se unen al templo <<bajo>> de Kefrén, donde se puede observar una gran precisión en la construcción maciza y realizada con grandes monolitos de granito para columnas, arquitrabes y revestimientos interiores.
Por costumbre, en Giza se sugiere la visita a las mastabas de la IV y V Dinastías qye se extienden alrededor de la Pirámide de Keops.



                                    Esfinge


                                                                  Estela Tutmosis IV


Espero que os guste el tema, un saludo, Isis.

No hay comentarios :