miércoles, 18 de enero de 2012

Hatshepsut de reina a faraón



 
HATSHEPSUT DE REINA A FARAÓN

Hatshepsut era hija de Tutmosis y la reina Ahmosis, tenía un hermano, hijo de otra reina, Tutmosis II, que heredó la corona al fallecer su padre. Tras ese acontecimiento ambos hermanos se casaron como era una costumbre entre familiares para conservar la “estirpe real” y tuvieron una hija, mientras que otra esposa de menor rango le dió al faraón un heredero varón que Hatshepsut no fué capaz de darle.
Tutmosis II no gobernó mucho tiempo dado al fallecimiento del mismo a causa de un trastorno cardíaco, Hatshepsut asumió el poder como reina regente del jóven faraón.
Al principio Hatshepsut actuó en nombre de su hijastro y e cuidó de respetar las convenciones bajo las cuales otras reinas habían dirigido antes la política mientras sus retoños aprendían a mover los hilos del poder. Sus funciones reales eran por ejemplo presentando ofrendas a los dioses o levantando obeliscos. Años después su hijastro, que para entonces ya sería capaz de ocupar el trono fué relegado al papel de segundón y Hatshepsut reinó durante 21 años.
En un cenotafio en las canteras de Gebel el-Silsila, su mayordomo y arquitecto Senenmut se refiere a ella como la <<hija primogénita del rey>> distinción que hace incapié en su condición de heredera de Tutmosis I y no como esposa de Tutmosis II.
Los egipcios creía que la divinidad venía del faraón y por lo tanto solo Hatshepsut y no su hijastro, tenía un vínculo con la realiza divina. Aunque estaba el problema del sexo, se suponía que la dignidad real pasaba de padres a hijos varones, y no las hijas, dado que creían que solo los hombres podían desempeñar la función de rey.

         Hatshepsut imagen de su templo
            
                          Hatshepsut imagen                                  

Cuando el faraón murió Hatshepsut no tomo el nombre de esposa del rey, sino el de esposa del dios Amon. Hapsepsut aparece en los textos como mujer no se le hace referencia a ella como varón.
En una estatua sedente aparecere inmortalizada como una mujer pero con el nemes de tela rayada y la cobra uraeus, símbolos del faraón.
En algunos relieves de los templos aparece representada con un vestido ceñido hasta los tobillos pero con los pies muy separados, pose propia del faraón de andar con grandes zancadas.
Con el paso de los años dispuesta a soslayar el problema de su sexo decidió representarse como un hombre, con el tocado, el faldellín y la barba falsa de los faraones.
Tras las guerras libradas por sus predecesores, Hatshepsut instautó un período de paz y de recuperación, todos los templos destruidos fueron reconstruidos y restaurados.
Hatshepsut erigió muchos monumentos a orillas del Nilo y en el Sinaí pero sobre todo en su capital Tebas, cuyas ruinas son hoy día las de Luxor y Karnak.
Tras su muerte en torno a 1458 a.C, su hijastro pudo cumplir su destino como uno de los faraones más grandes de la historia de Egipto.
Tutmosis III fue un constructor de monumentos como su madrastra, pero también un gran guerrero. En 19 años dirigió 17 campañas militares en el Mediterráneo oriental, incluida la famosa victoria contra los cananeos que hoy día se enseña en las academias militares. También durante la última parte de su vida se dedicó a borrar la memoria de su madrastra el faraón.


   Hatshepsut  representada como hombre                                     Hatshepsut representada como mujer               Hatshepsut representada como hombre

LA MOMIA DE HATSHEPSUT
   
Zahi Hawass Secretario General del Consejo Supremo de Antiguedades de Egipto aseguró que se trataba del descubrimiento arqueológico más importante desde el descubrimiento de la tumba de Tutankamon en 1922.
La momia de Hatshepsut fué identificada gracias a una muela en 2007, dado que su momia había sido confundida con la de su nodriza, dado su estado obeso y pechos caídos que poco ayudaban a identificarla como una reina, aunque con la pose típica de las reinas difuntas, con el brazo izquierdo doblado sobre el pecho.
La momia fué encontrada en la tumba con el nombre designado de KV60 (King Valley), tumba destinada a su nodriza Sitra a la cual procesaba un gran cariño, había interrogantes como el porque la dama real estaba en el suelo y la dama desconocida en el sarcófago. Se sabe que la momia real tuvo que ser trasladada de su emplazamiento original dado que estaba rodeada de lienzos de lino, desnuda, calva y obesa.
Antes de verificar la momia ya se había descubierto el hígado momificado que se sabía con certeza que pertenecía a Hatshepsut y un molar que pertenecía a la reina. Los vasos canopos pertenecientes a la reina se encontraron en el escondrijo de momias reales DB320. Tras el estudio forense a la momia se determinó que dicha momia carecía de una pieza molar y la muela encontrada aún conservaba la raíz y gracias a un odontólogo se estipuló que la muela encontrada era de dicha momia.

            Templo Hatshepsut                                      


 


















Momia de Hatshepsut











Espero que os guste el tema, un saludo, Isis

No hay comentarios :